Instala tu publicidad, los beneficios se donarán a la Asociación Juvenil “La Motilla” de Siruela

martes, 20 de mayo de 2008

¿LO SABÍAS?


El hombre que inició la lista de víctimas de la Guerra Civil


La Guerra Civil, causó un millón de muertos. En la península, primero de esta lista ominosa fue un extremeño: José Rodríguez-Medel Briones, nacido en Siruela y comandante de la Guardia Civil, a cuyo mando estaba la Comandancia de Navarra el 18 de julio de 1936. Lo mataron ese mismo día, cuando la sublevación apenas había prendido en Melilla, Canarias y Andalucía. Lo mataron junto a la Comandancia, en la calle Ansoleaga de Pamplona.
Era por la tarde. Momentos antes, el comandante Rodríguez-Medel había arengado a las fuerzas de la Guardia Civil reunidas en el patio de armas. Les había pedido lealtad a la República y les había recordado que el Instituto Armado siempre había estado al lado del gobierno instituido. La historiadora Isabel de Andrés Sánchez, en el número 10 de la Revista de Estudios Sociales, de la UNED, publicado en 1997, se detiene en este episodio trágico de la Guerra Civil, que inaugura la lista de bajas, y señala que la arenga del comandante no produjo los efectos deseados. "Rodríguez-Medel no calculó la reacción de sus hombres, imbuidos del sentir de la ciudad", señala en el citado artículo.
En efecto, cuando terminó su discurso, el jefe de las fuerzas de la Guardia Civil en Navarra salió de la Comandancia con la intención de dirigirse al Gobierno Civil. Y cuando trataba de ganar la calle recibió un tiro por la espalda que acabó con su vida. El disparo lo oyó el coronel Beorlegui, uno de los edecanes del general Mola, que era cabecilla de la sublevación y jefe militar de Pamplona, adonde había sido destinado como "castigo" por Azaña.
Emilio Mola, aquella tarde del 18, había mandado a Beorlegui a que detuviera al siruelano porque, en una conversación anterior, Rodríguez-Medel le había comunicado su intención de defender el orden constitucional y de cumplir las órdenes del Gobierno, que consistían en trazar una línea con los guardias civiles para aislar Navarra, afecta al golpe militar, del resto de España.
El disparo que mató al comandante lo oyó Beorlegui cuando se dirigía a cumplir su misión de arrestarlo. Ante el cadáver, se hizo cargo de la situación y ordenó detener a dos oficiales de la Comandancia de la Guardia Civil, Martínez-Friera y Fresno Urzáiz, como responsables del asesinato. Pero más tarde, cuando Beorlegui, ya en su calidad de jefe del Orden Público, hizo que se levantara acta de lo ocurrido, impuso que figurase como causa de la muerte la de "hemorragia interna". Nada de un disparo.
José Rodríguez-Medel había llegado a su destino en Pamplona apenas mes y medio antes y precisamente por su lealtad a la República: el Gobierno, preocupado por los movimientos sediciosos en Navarra, que alentaba Mola, hizo que el extremeño, destinado en Madrid, ocupara la jefatura de la Comandancia de Navarra. A pesar de que Pamplona había sido su ciudad de adopción, porque en una época anterior allí fue donde conoció a su esposa, a Rodríguez-Medel no le gustó el destino. Pensó, sin embargo, que sería provisional y por esa razón no trasladó a su familia. Pero la guerra cobró con él su primera factura de muerte. Y allí siguen sus restos,. enterrados en una lápida sin nombre.

28 comentarios:

  1. Me he quedado sin palabras, no me lo esperaba para nada!!!es más nunca me lo hubiera imaginado. pero bueno mira para bien o para mal formamos parte de la historia

    ResponderEliminar
  2. es un dato muy curioso la verdad, la pena es que esa noticia de que la primera vícitma mortal de la guerra civil española, diga que era de Siruela la persona que murió en esa maldita guerra.

    ResponderEliminar
  3. jolin es que, que casualidad eh? la verdad es que siruela cada dia me sorprende mas y por una razon mala aunque a la vez buena (estamos dentro de una historia mitica) me alegra ser de siruela. es que es flipante....

    ResponderEliminar
  4. Sí lo sabía, de hecho lo publiqué YO MISMA en la web de Pusy el pasado mes de febrero.Pongo el enlace de dónde lo saqué:

    http://www.noticiasdenavarra.com/ediciones/2006/07/23/sociedad/navarra/civil.php

    Saludets.

    ResponderEliminar
  5. No ha salido entero el enlace:
    http://www.noticiasdenavarra.com/ediciones/2006/07/23/sociedad/navarra/civil.php

    ResponderEliminar
  6. Pues k el enlace es largo y no me permite copiarlo entero, en la web de Pusy está el enlace en la fecha: 13/02/2008, el post:
    DATO CURIOSO SOBRE SIRUELA

    ResponderEliminar
  7. no creo que haga falta ir a la pagina de pusy o de puso, porque la noticia tambien esta expuesta aqui.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo unicamente citaba la fuente de dónde yo lo saqué.Bon dia/ Buenos días.

    ResponderEliminar
  9. Al del mensaje número 7, que diga su nick que así yo tb se lo puedo cambiar a mi gusto.
    Por alusiones diré que efectivamente, no hace falta ir a mi pagina para ver el post, pero tampoco hace falta cambiar el nick de nadie porque aunque no sea tu intención (eso espero) molesta bastante

    ResponderEliminar
  10. Se me paso poner nick, el mensaje anterior, aunque se suponga, es mio

    ResponderEliminar
  11. mi nombre es vicente. disculpen era una forma de hablar en ningun momento queria llamarla puso, perdona.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, por esta vez pase, pero no cogamos la costumbre, jeje.

    ResponderEliminar
  13. tienes razon ha sido una forma de hablar, perdon de nuevo! ha enhorabuena por tu pagina que la vi ayer!

    soy vicente de nuevo

    ResponderEliminar
  14. joder es una mala noticia, porq es una muerte, pero me siento orgulloso de ser de siruela, y que este hombre luchara por la republica

    ResponderEliminar
  15. y porq en siruela no se le ha dado mayor trascendencia a esta noticia, en realida es q creo q esto no lo sabe mucha gente no?

    ResponderEliminar
  16. supongo que son cosas que se descubren con los años, estamos hablando de un echo que ocurrio hace muchisimo tiempo.
    de todas formas en algun libro relacionado con la historia de siruela y sus gentes habra esta historia, lo que no se yo si tal libro existe.

    ResponderEliminar
  17. pues no se pero podrían pensar en poner un nombre a alguna calle nueva, o a algo importante, e invitar a alquien de su familia a que lo inaugure, estamos hablando de q es el primero que murio en la guerra civil.

    ResponderEliminar
  18. yo estoy de acuerdo, pero tambien hay q pensar una cosa, que ha hecho este hombre por siruela??

    ResponderEliminar
  19. supongo supongo que es un hombre de siruela que murio en la guerra civil, y es algo interesante porque fue de los primeros, pero no creo que fuera alguien importante, simplemente lo hacen importante porque era un dato oculto que el primer fallecido de la guerra civil fuese de siruela, es que la verdad que choca un poco.

    ResponderEliminar
  20. supongo supongo que es un hombre de siruela que murio en la guerra civil, y es algo interesante porque fue de los primeros, pero no creo que fuera alguien importante, simplemente lo hacen importante porque era un dato oculto que el primer fallecido de la guerra civil fuese de siruela, es que la verdad que choca un poco.

    ResponderEliminar
  21. Sería cuestión de investigarlo,pero parece ser que el final de la Guerra Civil Española se "firmó" en Siruela. Enhorabuena al administrador, por su juventud y ganas de mantener este proyecto. Animo Manué.

    ResponderEliminar
  22. joven de siruela23 de mayo de 2008, 8:38

    apoyo al ultimo anonimo. animo manuel!!

    ResponderEliminar
  23. yo propngo en serio q se ponga una calle en su nombre, era de siruela coño!!!ademas si no hizo mucho mas por siruela fue porq lo mataron no????

    ResponderEliminar
  24. haber mucha gente murio en la guerra civil, mucha gente lucho por "huevos" no porque fuera gente importante. el dato importante de este relato es que este señor era de siruela y que se firmo el final de tal en siruela. vamos creo yo.

    ResponderEliminar
  25. Navarra España - Mundo

    Primera víctima de la Guerra Civil en Pamplona

    lola cabasés




    LA primera víctima de la Guerra Civil (1936-39) registrada en la península en los albores de la contienda se produjo en Pamplona. Se trata del comandante de la Guardia Civil José Rodríguez- Medel Briones, que fue asesinado por la espalda para evitar que organizara una línea defensiva que permitiera aislar Navarra de los golpistas dirigidos por el general Mola. El pasado martes, 18 de julio, se cumplieron 70 años del inicio de la guerra civil y, consecuentemente, del asesinato de Rodríguez-Medel, extremeño de nacimiento y cuyos restos mortales reposan de forma anónima, sin lápida ni inscripción, en el panteón particular de una familia de Pamplona. La guerra civil causó un millón de muertos. En la península, el primero de esta negra lista fue este extremeño, José Rodríguez-Medel Briones, nacido en Siruela y comandante de la Guardia Civil, a cuyo mando estaba la Comandancia de Navarra el 18 de julio de 1936. Lo mataron ese mismo día, cuando la sublevación apenas había prendido en Melilla, Canarias y Andalucía. Lo mataron junto a la Comandancia, situada en la calle Ansoleaga de Pamplona. Los historiadores vienen trabajando desde hace una década en recuperar la memoria histórica, en sacar a la luz aquellos acontecimientos que los vencedores han logrado ocultar durante estos setenta años. Un grupo de ellos utilizan como vehículo de comunicación la enciclopedia libre Wikipedia que opera en la red internauta. El diputado socialista por Granada Rafael Estrella promovió el apartado de memoria histórica en la citada enciclopedia, mientras que el periodista aragonés Dionisio Gasca ha trabajado para que la información referida a la muerte de Rodríguez-Medel sea difundida cuando se cumplen los 70 años del acto terrorista. La historiadora Isabel de Andrés Sánchez, en el número 10 de la Revista de Estudios Sociales, de la UNED, publicado en 1997, se detiene en este episodio trágico de la guerra civil, que inaugura la lista de bajas, y señala que la arenga del comandante no produjo los efectos deseados. Ahora, con motivo de los 70 años del crimen cometido en la puerta de la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona, situada entonces en la calle Ansoleaga, Wikipedia ha difundido la fotografía.

    CASADO EN PAMPLONA La historiadora Isabel de Andrés Sánchez recoge la peripecia personal, familiar y profesional de Rodríguez-Medel que, nacido en Extremadura, llegó a Pamplona como oficial de la Guardia Civil en 1908. En Pamplona conoció a la que sería su mujer y madre de sus siete hijos, la pamplonesa Lucía Carmona, quien "le introdujo en la sociedad navarra de su tiempo". En Pamplona, José Rodríguez Medel hizo amistad con Florencio Alfaro, que llegaría a ser concejal del Ayuntamiento. "Es fácil pensar que su relación comenzó en las escaleras del edificio de la calle San Antón, 70, donde las familias Alfaro Troyas y Carmona Valentín tenían fijada su residencia. Fue una amistad de juventud que perduró más de veinte años. El 21 de septiembre de 1911, José Rodríguez-Medel contrajo matrimonio en la parroquia de San Nicolás con Lucía Carmona actuando como testigos el citado Florencio Alfaro, Serafín Yanguas y Simeón Sanz. La familia Rodríguez- Medel Carmona se afinca en Granada donde José obtiene el título de ingeniero mecánico tras concluir sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza. En 1917, aprovechando la primera ruptura del sistema español de la Restauración y del afloramiento de las Juntas Militares de Defensa, Rodríguez Medel opta por acogerse a la situación de supernumerario sin sueldo, postura que le permitía mantener el escalafón pero dedicarse a un trabajo civil que le proporcionara mayores ingresos para atender a sus numerosa familia. Consigue la vacante para Andalucía de la compañía de seguros alemana La Victoria de Berlín. En 1933 decide reingresar en el Instituto Armado como comandante y solicita como destinos Madrid y Pamplona. Es destinado a Madrid como ayudante de campo a las órdenes del general de brigada Federico Santiago. Cuando éste es ascendido, Rodríguez-Medel no puede permanecer en su puesto ya que el nuevo titular de la plaza, el general Sanjurjo, designa para este cometido al comandante De la Lama. Queda en situación de recibir órdenes directas del inspector general Sebastián Pozas. Mientras tanto en Navarra -recoge Isabel de Andrés- "los distintos sectores republicanos se sentían amedrentados ante la exhibición de emblemas y la presencia de milicias armadas organizadas por el general Varela". La prensa recogía los sucesos ocurridos en abril de 1936 en Madrid durante el desfile conmemorativo del V Aniversario de la República y los desórdenes en el entierro del alférez de la Guardia Civil Anastasio de los Reyes y de la detención de jefes y oficiales del Cuerpo que habían ido a entrevistarse con Casares Quiroga.

    SE ENFRENTÓ A MOLA Emilio Mola, trasladado a Pamplona por el Gobierno de Azaña en marzo, en un destino considerado de castigo, organiza un dispositivo militar de sublevación entre los meses de abril y julio de 1936 que contaría con apoyo civil (falangistas y carlistas). La preocupación del Gobierno por los movimientos militares en Navarra motiva el desplazamiento del director de seguridad del Estado, Alonso Mallol, a Pamplona y una resolucion del Presidente de la República decide la incorporación de ocho jefes a sus destinos, entre ellos, el nombramiento de José Rodríguez- Medel al mando de la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra. El 6 de junio, el nuevo comandante, que se había desplazado a la capital navarra sin la compañía de su familia -se despidió de su mujer pensando que se trataba de unos pocos días- ofrece sus servicios al alcalde de Pamplona, Tomás Mata. Rodríguez-Medel venía, además, a ocupar un puesto que hasta mayo había ostentado Gregorio Muga - refiere la historiadora De Andrés- y que había sido destituido por "defender a sus hombres de las acusaciones de partidismo vertidas desde la izquierda". Por ello, el nombramiento de Rodríguez-Medel fue visto como "una intromisión gubernamental en el cerrado estamento militar de un acuertelamiento de provincias", cuyos efectivos, en una amplia mayoría, simpatizaban con la causa carlista y la tradición. El general Mola, que conocía a Rodríguez Medel de su época de alumno de la Academia de Infantería de Toledo, consideró su presencia como obstáculo en sus planes de sublevación. Medel, al llegar a Pamplona, había presentado sus respetos al gobernador y al alcalde pero no a la autoridad militar (Mola). El general lo tomó como afrenta personal haciéndole llamar a Capitanía. Relata la historiadora que "cuando llega, el general le indica que debe dejar el sable fuera del despacho, trata de degradarle. Medel le constesta que sin sable del uniforme no entra al despacho puesto que está allí como jefe de la comandancia de la Guardia Civil en Navarra le corresponde". El 10 de julio de 1936, Casares Quiroga informa al Consejo de Ministros de la constancia efectiva de una conspiración militar y que puede estallar inmediatamente. En Pamplona, los jefes de las milicias requetés se trasladan a la Comandancia militar donde queda establecido el puesto de mando. El inspector general de la Guardia Civil, Sebastián Pozas, ordena a Medel que disponga de sus efectivos para realizar una línea defensiva en Tafalla que permita aislar a Navarra por el sur. Mola intenta convencer de lo contrario a Rodríguez Medel quien, fiel al Gobierno, rechaza la oferta. Al abandonar la Capitanía militar, sabía que para el Gobierno, Navarra estaba perdida. La prima de su mujer, Fanny Valentín, ya le había advertido de las deslealtades, conocía bien la situación porque a su sombrería acudían señoras de gran influencia política en Pamplona. Rodríguez Medel dirigió el operativo para trasladar los efectivos de la Guardia Civil y ponerlos a resguardo. Arenga a sus hombres, pero no recibe la respuesta esperada. Cuando se dirige al Gobierno Civil es asesinado. Su mujer y su hija María se desplazaron a Pamplona donde los militares sólo les ofrecen una fosa común para su entierro. Fany Valentín logra la autorización de la familia Chueca para enterrarlo en su panteón pero sin inscripción alguna.

    Fuente:www.noticiasdenavarra.com

    ResponderEliminar
  26. También se publicó, con fecha 18/07/06 en EL PERIODICO DE EXTREMADURA.Esta es la dirección:
    http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=250796
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Joer puestos a poner calles, porque no se pone una a los caídos por la República, a los que lucharon porque esta se mantuviera, total que más da que fuese el primero o el último en morir, no creo que eso sea un logro.

    ResponderEliminar
  28. osti tú!!!! de lo que sentera uno......
    solo estaba cotilleando para poner un anuncio.. y me he leido todo ... jajaja..
    bueno.. que necesito hacer un porte desde madrid a siruela....alguien sabe quien me lo puede hacer y por cuanto??...
    a todo esto, son muebles de cocina.
    la fecha que necesito es para la ultima semana de julio.
    un saludito...

    ResponderEliminar

Publicidad:

El dinero de la publicidad se donará a la Asociación Juvenil de Siruela

El dinero de la publicidad se donará a la Asociación Juvenil de Siruela
Contacto: siruelanet@hotmail.es